Guadalajara construye un cementerio exclusivamente para muertos por coronavirus

La capital del Estado de Jalisco, el más activo en la lucha contra el virus, prepara 700 fosas para enfrentar el pico de la pandemia

Tomado de: Jacobo García / El País

Dia de publicación: 2020-04-26

Un grupo de hombres trabajaba ayer sábado a gran velocidad al pie de los cipreses del cementerio municipal de Guadalajara, capital de Jalisco, para terminar 700 nuevas fosas ante al previsible incremento de fallecimientos. Las autoridades prevén que el país alcanzará el pico de la pandemia entre el 8 y el 15 de mayo y el nuevo cementerio sería uno de los primeros en el mundo destinados exclusivamente a cadáveres confirmados o sospechosos de coronavirus, en un momento en el que la cremación es la tendencia habitual en la mayoría de países afectados.
El lugar, de 3.000 metros cuadrados, se construye junto al viejo panteón de Mezquitán, uno de los más antiguos de la ciudad. “Tenemos un espacio aproximado para 700 fosas individuales. ¿Qué estamos haciendo?, ampliando la capacidad de manera inmediata”, dijo a la agencia AFP, Óscar Villalobos Gámez, coordinador de servicios municipales de Guadalajara. Las 700 fosas, de 1.70 metros de profundidad, estarán terminadas a finales de la semana próxima, cuando el Gobierno Federal estima que llegará al punto más alto.
El objetivo del Ayuntamiento de Guadalajara es cavar un nuevo panteón con la posibilidad de añadir 800 tumbas más si fuera necesario. Paralelamente se están remodelando los cuatro hornos crematorios municipales. La ciudad ha vivido con el problema de la saturación en sus servicios funerarios mucho antes de la llegada del virus por los problemas de la violencia, lo que obligó a utilizar camiones refrigeradores para almacenar los cadáveres.
En el Estado de Jalisco, de fuerte tradición católica, los cadáveres por Covid-19 pueden ser enterrados o cremados, pero deben mantenerse en una bolsa especial, y dentro de un plazo máximo de ocho horas a partir de que se certifica la defunción. Debido al corto tiempo para inhumar o cremar los cuerpos, las ceremonias fúnebres deben durar máximo cuatro horas, con una asistencia máxima de 20 personas, solo los familiares más cercanos al fallecido. La llegada del nuevo virus ha puesto fin a tradiciones funerarias muy arraigadas en México como el novenario. La semana pasada la Secretaría de Salud de México enumeró las exigencias que se deben cumplir y compró miles de bolsas negras.
Con cuatro fallecidos por el virus, fue “el peor día desde que inició esta crisis”, reconoció el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro, muy activo en el combate a la pandemia en su estado, por donde entraron México algunos de los primeros casos.
El Gobierno de Jalisco se ha colocado a la cabeza entre los estados que han adoptado las medidas más drásticas ante la emergencia sanitaria. Desde el 19 de abril, antes de la entrada en vigor de la fase tres a nivel nacional, Alfaro impuso contundentes medidas de “Quédate en casa”, la obligatoriedad en el uso de mascarillas y multas o arrestos en caso de incumplimiento, que dejan centenar de detenciones. Sin embargo, las medidas han dado resultado y Jalisco, que comenzó siendo uno de cuatro Estados más afectados es hoy el tercero con menos contagios.
“La fuerza pública tendrá la encomienda de hacerlas cumplir. No es justo que quienes están acatando las medidas, paguen por quienes no lo hacen. Está en juego la vida de todos. El mensaje es claro, por el bien de todos, tolerancia cero”, volvió a protestar el viernes Alfaro, al detectar que el confinamiento se está relajando. El sábado Jalisco registró 304 casos positivos por Covid-19 y 20 defunciones, con una tasa de 0.75 contagios activos por cada 100.000 habitantes, una de las más bajas del país.
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado libertad a cada Estado para decidir sus propias políticas de confinamiento. Otras seis regiones, Sonora, Quintana Roo, Tamaulipas, Michoacán, Baja California Sur y Aguascalientes, replicaron las estrictas medidas de Jalisco y también han impuesto la orden de detener a cualquier persona que pise la calle para asuntos no indispensables.
A nivel nacional, este sábado México llegó a los 1.305 muertos, a un ritmo de casi cien fallecimientos en los últimos días. Paralelamente se han localizado a más de 12.000 personas contagiadas. La ciudad más afectada por la epidemia es la capital, Ciudad de México, con casi 3.000 contagios detectados y 251 fallecidos. El Estado de México, la populosa área que rodea la capital, es el segundo foco más activo del país con casi 2.000 contagios localizados y 82 fallecimientos.

https://elpais.com/sociedad/2020-04-26/guadalajara-construye-un-cementerio-exclusivamente-para-muertos-por-coronavirus.html?autoplay=1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *