La rebelión de las batas blancas

Por ARMANDO VÁSQUEZ A.

NO SON LOS tiempos de enfrentamiento, pero AMLO sigue sin entenderlo.

Ahora les puso una arrastrada a los médicos a quienes, sobre todo por sus quejas y señalamientos, el presidente de este país los rebajó a estar políticamente ligados al pasado, a los fifís, conservadores, neoliberales y el etcétera que usted ya conoce.

Todo comenzó cuando los extitulares de la Secretaría de Salud (de VFQ, FCH y EPN) cuestionaron las cifras oficiales sobre enfermos y fallecidos por COVID-19 en México: José Narro, Julio Frenk Mora, Salomón Chertorivski, además del ex subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri-Morales coincidieron en que no son creíbles los datos que presenta el gobierno federal sobre el avance de la pandemia de coronavirus. https://bit.ly/2zn268x

Luego AMLO generalizó al señalar que los médicos solo buscaron enriquecerse en el período neoliberal y les soltó una serie de ofensas más.

Las organizaciones de médicos brincaron en una sola protesta por dos razones lógicas: la primera al sentirse ofendidos y está se agrandó porque una buena cantidad de trabajadores de la salud han muerto en esta pandemia.

Si de por sí la herida estaba abierta, AMLO se encargó de echarle un poco de chile y limón. Claro que respingaron.

Una docena de organizaciones médicas rompieron su silencio y empezaron a manejar públicamente su desacuerdo con  y le empezaron a pedir hasta disculpas públicas –de manera infructuosa–, para que retirara sus dichos hirientes. https://bit.ly/2SThsbX

Claro está, la rebelión de las batas blancas no solamente se ha incrementado por dichos señalamientos sino porque los médicos han sufrido en carne propia el desinterés del Gobierno Federal y algunos estatales, por no otorgarles los insumos de protección necesarios, mismos que en la mayoría de las ocasiones ellos mismos –así como el resto de los trabajadores de la salud: enfermeras, afanadores, administrativos–, han tenido que comprar por sobrevivencia real.

Las historias de sufrimiento en el sector salud son muy conocidas sobre tdo las que han protagonizado o encabezado los médicos, que acá entre nos y por su formación profesional, les tiene en un marco de unidad tal que por ejemplo las manifestaciones han sido multitudinarias en la historia de este país y han logrado cambios sustanciales en las políticas públicas https://bit.ly/3dqSVmi   o bien, han demostrado su coraje como ocurrió hace unos meses en Puebla tras el asesinato de tres estudiantes de medicina.

Los médicos pues, aún cuentan con esa capacidad de percepción positiva en la población por la cercanía directa con los pacientes y sus familiares pues también sienten el dolor ajeno.

Son el primer frente contra el Covid-19, por eso los temas que se tratan en el ámbito político que es el que maneja el presidente en sus mañaneras, les afecta más por el momento sensible que viven.

De allí que no me extrañe que por más humanitarios que sean y por más que le pongan todo el esfuerzo posible en horas médicas, llega un momento en que pasan de la desilusión a la decepción y ello va en detrimento de su trabajo. Ninguna culpa tiene el paciente, pero lo peor de una rebelión es cuando el trabajo disminuye por una comunicación inadecuada.

A lo mejor  se puede pensar que no es gran cosa lo que dijo AMLO, pero la reacción de las organizaciones si, señal de que algo no anda bien o el fuego existente se avivó más con el coscorrón mañanero que les dieron.

Y es que a un médico no le cuesta ningún trabajo decir que no irán a trabajar ese día por sentirse mal, ¿quién dejará de creerle si ellos son los que curan?… la bronca pues, será cuando de pronto veamos que dejan de asistir a su chamba y veamos hospitales llenos pero sin médicos que los atiendan. Y no será por cuestión de dinero, sino por ese lacerante comentario al modito de un presidente que está en todo y critica, lástima, como si sus palabras no hicieran daño.

Por ello, a partir de esta semana, que deberemos ver que se aplana la famosa curva –espero en Dios que ocurra, aunque los ex secretarios de salud denunciaron que no creen en los números presentados por Hugo López Gatell–, no se sume una situación de crisis provocada por los galenos quienes tienen el justificante para hacerlo y hasta se les comprende, pero por ser el primer frente, insisto, será necesario que apechuguen a pesar de las ofensas dichas por el jefe mayor.

Al menos es lo más deseable, pero insisto, los tiempos sensibles que vivimos pueden dar al traste con tantas cosas y todo por la falta de respeto a las formas.

Vamos a esperar.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

***

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director general de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *